Nuestra Esencia

Nuestra esencia de marca Neolith es lo que nos hace únicos, nuestra versatilidad, durabilidad y sostenibilidad, pero también la clase, la elegancia, nuestro estilo y sutileza.

Somos una marca especializada en encontrar ese equilibrio esencial que siempre debe existir entre funcionalidad y diseño. Por eso somos expertos en crear productos que no solo sean versátiles, sostenibles y resistentes, sino que también sean el legado de un material que nos acompañará ahora y para siempre.

Somos expertos en hacer tangible la excelencia, la calidad y la sofisticación para que cada espacio se convierta en un lugar inolvidable. Y, sobre todo, nos apasionan las historias que inspiran cada una de nuestras creaciones.

Disruptivo

Lo mejor de crear algo es sentirlo. Queremos convertirnos en nuestra mejor versión para poder ofrecer a las personas soluciones a sus inquietudes.

Nuestros valores, atributos y beneficios nos posicionan y nos dan flexibilidad para dirigirnos a nuestros grupos objetivo de manera más efectiva, y esto se aplica a todos los puntos de contacto.

Por primera vez, la marca Neolith tiene una personalidad muy fuerte. La tipografía corporativa es variable. Nuestros colores se han reducido a un tono más sutil. Y los elementos lineales son fundamentales en la identidad visual. El estilo fotográfico se basa en nuestro posicionamiento: espacios inspiradores creados para vivir.

Aspiracional

Como marca sostenible y respetuosa con el medio ambiente, tenemos la ambición de posicionarnos como la opción número uno en todo el mundo. Nace para satisfacer las necesidades más exigentes del mundo de la arquitectura y el interiorismo con todas las diferentes colecciones contribuimos a seguir creando espacios únicos y generando experiencias de marca extraordinarias.

Lleno de vida

La presencia humana aparece en cualquier aplicación fotográfica en pequeños gestos. Detalles como pisadas mojadas en un baño, una toalla sobre la bañera…- estos detalles nos dicen que los espacios están habitados. Ambientes naturales, reales, imágenes en color, con luz cálida y natural. El punto diferenciador se basa en el imperfecto perfecto, ambientes que muestran un lado humano interactuando con la escena haciéndola cotidiana.