Pierre Sang

Chef: Pierre Sang
Espacio: Le Loft
País: París, Francia
Modelo: Mont Blanc

La cocina es particularmente importante para el afamado chef Pierre Sang, nacido en Corea del Sur y adoptado por una familia parisina a los siete años, porque desempeñó un papel primordial en su integración en la sociedad francesa.

Con una plantilla de sesenta personas que suman diez nacionalidades distintas, está claro que la diversidad gastronómica y social es fundamental en el restaurante de Sang, ya que acentúa su personalidad cosmopolita. Aun así, sostiene fuertes lazos con la comunidad, una mentalidad que comparte con los equipos de sus cinco restaurantes en el sofisticado distrito 11.º de París.

Tras el éxito de su buque insignia, el célebre restaurante Pierre Sang in Oberkampf, recientemente ha abierto las puertas de Le Loft, un espacio informal destinado a las cenas y los eventos privados. Diseñado específicamente para evocar la sensación de estar pasando un buen rato en el entorno doméstico, el chef deseaba crear un espacio distendido y acogedor donde los comensales se sintieran como en casa.

Además, Sang quería que la decoración de Le Loft evocara la precisión, el refinamiento y la variedad de sus platos, una idea que llevó a la práctica en todos los aspectos del espacio: desde las paredes, los suelos y el techo hasta los muebles, el equipamiento y los accesorios. Todo tenía que ser de primera calidad, pero sutil y alejado de lo ostentoso.

Con ese objetivo en mente, las superficies constituían una elección importante, puesto que determinarían la experiencia general en Le Loft y el ambiente que se respiraría en el resto del local.

Aunque previamente había quedado desencantado con las encimeras que evocan el mármol de Carrara, que consideraba frías e insostenibles para las necesidades de una cocina profesional, Sang cambió de opinión cuando conoció Neolith® y Mont Blanc, uno de sus modelos más recientes.

Precisamente fue este modelo, un homenaje a la cuarcita blanca, el que escogió para la isla central de la cocina, las encimeras y los salpicaderos, cuya neutra y cautivadora paleta combina un fondo blanco roto con un sutil veteado en tonos negros, ocres y oxidados. Con una técnica especial, Neolith® ha creado un bajorrelieve exactamente en los puntos donde se encuentran las vetas, lo que genera una textura inusual y muy agradable al tacto.

Desde el punto de vista estético, Rich buscaba el punto medio entre la individualidad y la neutralidad. La sala debía tener personalidad, pero no estar abarrotada de cosas, pues tendría que ser el telón de fondo ideal para grabar sus sesiones entre fogones.

La distribución también tenía que adaptarse a este propósito, así que Hinged tuvo que diseñar la cocina de tal modo que hubiera suficiente espacio para el equipo de grabación y las labores del chef. Para ello, diseñó una isla de cocina que sirviera de punto de referencia arquitectónico en el espacio, generando un punto focal visual que, al mismo tiempo, facilitara la grabación a su alrededor.

Aunque el aspecto general era importante, la instalación también tenía que ser resistente, especialmente las encimeras, sometidas a un uso intensivo a diario.

Estas superficies, además de una belleza discreta y sutil, ofrecen un rendimiento excelente en una cocina profesional. Son higiénicas, resistentes y fáciles de limpiar. Como chef, el tacto es muy importante para mí, y la Piedra Sinterizada destaca por su suavidad, que se ve incrementada por su delicado acabado Silk.

Pierre Sang